Pasar al contenido principal
Proyectos de Investigación_Aurora García García de León_Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño_Gestión Urbana_Impacto_Turismo_Puertos

Promueven armonía entre turistas y residentes

La doctora Aurora García García de León, profesora-investigadora de la Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño (FIAD), es responsable del proyecto Hacia un modelo de gestión urbana para mitigar el impacto del turismo de masas en destinos portuarios. Fase Diagnóstica: Ensenada, B.C.”, el cual tiene por objetivo estudiar a los agentes que participan en el turismo de masas de los destinos portuarios, particularmente en Ensenada, para así aproximarse a un modelo de gestión urbana que promueva un compromiso ético en la producción y consumo responsable de los territorios turísticos.

Por lo general estas ideas se van gestando en el inconsciente. Durante mis estudios de posgrado estuve colaborando en un proyecto de investigación en Barcelona sobre la difusión de su modelo urbano, que para principios del siglo XXI era considerado un éxito. En mi tesis doctoral me enfoqué en el branding de ciudad y a partir de entonces estuve trabajando en investigaciones sobre lugares de turismo”, explicó la investigadora de la FIAD.

Contó que durante su estancia posdoctoral se enfocó en el estudio del impacto urbano del Programa Pueblos Mágicos; por lo tanto, al llegar a UABC en Ensenada, una ciudad que está pasando por un proceso importante de transformación urbana debido en gran medida al turismo, le pareció pertinente comenzar a indagar en este fenómeno desde su disciplina.

Desde 2016 me propuse elaborar un proyecto de investigación de largo aliento, que contemplara generar modelos de gestión urbana que incorporen las buenas prácticas probadas ya en otros destinos portuarios con condiciones similares, siendo el actual proyecto únicamente la fase diagnóstica de Ensenada, producto de una convocatoria de UABC lanzada a finales de 2017, expresó la doctora Aurora García.

Los colaboradores del proyecto son cinco prestadores de servicio social y dos becarias, todos alumnos de la carrera de Arquitectura. Además, hay una profesora asociada al proyecto, la doctora Laura Susana Zamudio Vega, quien es académica de la Facultad y está trabajando el turismo de cruceros.

“La meta es de alguna manera ambiciosa, pues es a largo plazo y contempla la elaboración de propuestas que tomen en consideración alternativas de movilidad, integración de nuevos sectores productivos e incorporación de buenas prácticas para el desarrollo turístico sustentable de destinos portuarios como Ensenada”, enfatizó la investigadora de UABC.  

El proyecto lleva seis meses en marcha, encontrándose en la fase de trabajo de campo, que en este caso significa realizar levantamientos de actividades y registros fotográficos. Ya estuvimos monitoreando la Baja 1000 el pasado noviembre, también la llegada de los distintos tipos de cruceros y el Carnaval 2019”.

Comentó que el beneficio que traerá a la comunidad será la generación de nuevo conocimiento y la difusión de los resultados obtenidos. En un principio ayudará a tomar conciencia sobre los alcances del fenómeno turístico para así proponer nuevas acciones que permitan una interacción más armoniosa entre el turismo y los residentes de Ensenada, asegurando así un entorno accesible y seguro.

Los resultados del proyecto se están integrando por medio de SIG’s (Sistemas de Información Geográfica) y las propuestas generadas se compartirán tanto con la Secretaría de Turismo de Baja California, como con el Instituto Municipal de Investigación y Planeación de Ensenada (IMIP), con quienes se han sumado esfuerzos.

Proyectos de Investigación_Aurora García García de León_Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño_Gestión Urbana_Impacto_Turismo_Puertos

La doctora Aurora  García compartió la satisfacción que ha obtenido a través del proyecto: las ciudades son sumamente complejas y por lo mismo desde siempre han despertado mi fascinación. Realizar proyectos de investigación sobre ciudades que están pasando por un momento extraordinario como lo está pasando Ensenada es para mí más que satisfactorio y casi podría decir que se trata, más que de un proyecto de investigación, de un proyecto de vida: mejorar las condiciones urbanas y arquitectónicas de la ciudad que habito y que habitan las personas que quiero. Es un camino largo y sinuoso, pero creo que valdrá la pena”.