Pasar al contenido principal
reúso_agua_valle de guadalupe

Publican investigadores del IIO-UABC artículo en importante revista

Trata del uso de aguas residuales en viñedos
Campus
Ensenada
1 de Octubre de 2019

El impacto que podría generar el empleo de aguas residuales tratadas (ART) en el riego de viñedos en el Valle de Guadalupe vendría a mitigar de notable escasez del recurso hídrico de la zona, la importancia de ello se plasma en el reciente artículo publicado por el cuerpo académico de Agua y Ambiente del Instituto de Investigaciones Oceanológicas en la revista Sustainable Cities and Society.

Bajo el título “Reclaimed water for the irrigation of vineyards: Mexico and South Africa as case studies”, los doctores Leopoldo Mendoza, Walter Daesslé y Mariana Villada colaboran con la doctora Jo Burgess, experta en manejo de agua en Sudáfrica, para mostrar el panorama del uso de aguas residuales en estos dos países.

El doctor Mendoza explicó que México está a punto de convertirse en el mayor usuario de agua residual tratada para la irrigación de viñedos pues se cuenta con planes de emplear 1,000 litros por segundo (lps). En comparación con el valle de Napa en California que emplea sólo 16 lps.

Por su parte, la doctora Burgess compartió que a pesar de que Sudáfrica cuenta con una legislación que promueve el reuso del agua, no existen planes concretos para ello en la irrigación de viñedos.

La literatura consultada para este artículo señala que la implementación del reuso de ART debe hacerse de manera planeada, en contacto cercano con los agricultores, y con claridad en cuanto a toma de decisiones, la calidad del agua, su distribución y precio.

“Esta investigación es de gran relevancia para el valle de Guadalupe y a todos los interesados en su bienestar. Insistimos en que el reuso del agua residual debe de hacerse de manera responsable para evitar daños a la salud de la población y del medio ambiente… la irrigación de ART en planes nacionales podría representar  grandes recompensas en término de creación de empleos, desarrollo rural y seguridad económica”, comentó Mendoza Espinosa. 

Antecedente del reuso de agua en Ensenada

El doctor Mendoza comparte que en la actualidad ya se reusa agua de la ciudad de Ensenada para irrigación de flores y forrajes en el valle de Maneadero. Después de negociaciones, el gobierno estatal decidió apoyar la idea de enviar aguas residuales tratadas en la ciudad de Tijuana para irrigar viñedos en el valle de Guadalupe: “hemos enfatizado en diversos foros que esta actividad debe realizarse con cautela, en especial por la baja calidad del tratamiento del agua en la vecina ciudad, así como la limitada cantidad de estudios sobre el posible efecto que las ART pudieran tener en el valle” agregó.

Ver más Notas