rafael pérez

“Nunca dejen de aprender”

El médico Rafael Humberto Pérez Soto es egresado cimarrón de la generación 2006-2013 del programa educativo de Médico de la Facultad de Medicina, Campus Mexicali y también de la Licenciatura en Sistemas Computacionales de la Facultad de Ingeniería generación 1997-2000.

Actualmente es médico adscrito al servicio de Cirugía Endócrina y Laparoscopía Avanzada en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, Salvador Zubirán. Además, es asesor académico del Consejo Mexicano de Cirugía General, A.C.  y alumno de la Maestría en Ciencias Médicas de la UNAM.

Lo que más disfruta de su profesión es la atención asistencial al paciente y la interacción con médicos especialistas en formación.

Recientemente recibió el Premio a la Investigación Médica 2021 “Dr. Jorge Rosenkranz" con el proyecto "Acceso oportuno a la cirugía esencial y volumen quirúrgico en México", en la categoría de Epidemiología y Salud Pública otorgado por la Fundación de la Salud A.C. y la empresa ROCHE, resultando ganador entre 48 proyectos de investigación participantes.

 

Imagen eliminada.

 

Asimismo, comentó que la combinación de los conocimientos derivados de las carreras de sistemas computacionales y la medicina, le permite crear ideas novedosas en trabajos de investigación, así como identificar y estimar el grado de accesibilidad a la atención quirúrgica esencial en nuestro país, no solo a nivel nacional, sino estatal y municipal. Esto sin duda puede tener un impacto en el desarrollo de políticas de salud pública con un beneficio para la distribución y mejora de la atención médica a toda la población.

Con respecto al desarrollo de la investigación, comentó el médico Rafael Pérez: "Desde un muy particular punto de vista podemos enfrentar los retos de la medicina de dos formas: a través del desarrollo de nuevas tecnologías con fines de mejorar el diagnóstico, tratamiento y pronóstico de las enfermedades, o bien, desarrollando estrategias en materia de salud pública, para poder brindar atención médica de manera equitativa a la sociedad".

 

Imagen eliminada.

 

Por otra parte, destacó su formación en la UABC donde el programa curricular de Medicina le otorgó las competencias, el conocimiento, y las aptitudes para poder competir mano a mano con los médicos egresados de otros programas de licenciatura en medicina, tanto nacionales como internacionales. Asimismo, considera importante la interacción con una amplia gama de médicos especialistas (que fungen como profesores del pregrado) egresados de diversas instituciones académicas de salud, lo que muestra el escenario nacional y nos permite orientar nuestra futura formación. 

"Mi consejo para los cimarrones es que valoren su formación profesional, pues sin duda es de calidad. Exíjanse cada día más y exijan también a sus profesores y titulares de curso universitario. Nunca dejen de aprender, no sólo en su área del conocimiento, sino en cualquier área que les apasione, recuerden que el objetivo último es la realización plena del hombre”, comentó Rafael. 

"A mis futuros colegas médicos, no desistan en sus sueños, desarrollen memoria de cinco minutos para los comentarios y críticas no útiles (siempre se presentarán en la vida) y no inviertan más tiempo en ellos. Acuérdense que por cada triunfo hay un historial de 10 fracasos que nadie relata en sus carreras, así es que levántense de cualquier eventualidad y continúen".

Por último, el egresado cimarrón agregó: "Espero que en un futuro les suceda lo mismo que a mí cada que vez que veo una bata blanca con el escudo universitario de la UABC en mi hospital y preguntar “¿De dónde vienes morro(a)?”.

 

Imagen eliminada.

 

 

Por: Isaac Daniel Coronado Ortega.