Pasar al contenido principal

Abordan en la FINSQ las dimensiones del agua

Explican la importancia de contar con una educación hídrica para poder enfrentar la problemática del agua
Campus
Ensenada
20 de Mayo de 2021

Como parte de las actividades de la Hora Universitaria 2021-1 de la Facultad de Ingeniería y Negocios San Quintín (FINSQ), el programa educativo de Ingeniero Agrónomo, a través del cuerpo académico Agricultura Protegida en Zonas Áridas, y en vinculación con el Instituto Tecnológico de Río Verde San Luis Potosí, organizaron la conferencia “Cuencas hidrológicas: las ocho dimensiones del agua, visión para la gestión hídrica en ciudades con problemas ante el cambio climático”, impartida por el maestro Saúl Alejandro Flores, profesor de la Universidad Politécnica de Aguascalientes.

El conferencista explicó que la vertiente para abordar el tema del agua, razón por la que le llaman transversal, porque son diversos enfoques, es multifactorial, por eso cuando se habla del agua se hace referencia a una problemática porque no es un solo problema el que hay de este recurso. 

Comentó que el agua significa agricultura, industria, desarrollo económico, derecho humano, satisface necesidades, se vincula con la salud, el ambiente, la energía y es parte de lo que perdemos en la dimensión para poder abordar la problemática. 

La presentación se enfocó al aspecto de educación hídrica, que es muy distinto a la tradicional cultura del agua que se ha manejado, “de alguna forma puede sonar mi comentario peyorativo o despectivo al decir que la cultura del agua muchas veces se ha centrado en la difusión de un personaje, pero lo que se requiere es una nueva visión para afrontar, además de las problemáticas como la sequía, el alto consumo, la contaminación, el abatimiento de los acuíferos y el cambio climático, tener muy en claro ante que situación nos estamos enfrentando, cuáles son nuestros recursos y cuál es la problemática que está afuera”, enfatizó el maestro Saúl Flores. 

Mencionó que la educación hídrica no debe ir enfocada únicamente a los niños, debe permear en las personas que toman las decisiones en el país, esto no quiere decir que sea desde una silla presidencial o la de un gobernador, sino más bien tomarse en colectividad. 

Precisó la necesidad de explorar otras formas de descentralización administrativa coordinada para poder tomar las mejores decisiones, porque quien conoce la realidad es la gente que vive en el lugar. “Entonces hablamos que se requiere una visión para un modelo de gestión del agua”.

El profesor de la Universidad Politécnica de Aguascalientes explicó que mientras no se tomen decisiones duras por parte de los usuarios que son los que conocen las circunstancias del agua en su región, no se va a poder avanzar. 

“Tenemos que ver cómo se está utilizando el agua en cada ciudad y cada región, pero volvemos a alejarnos de la visión antropocéntrica, lo que genera una problemática. ¿Cómo se puede revertir? Necesitamos que hagamos una nueva arquitectura institucional del agua, algo que se quede y que se vaya adecuado conforme a las necesidades del tiempo, necesitamos reformas legales y de marcos regulatorios, criterios de administración del agua, estructurar las finanzas del agua, se necesita el ambiente de la planeación”, enfatizó el académico. 

Finalmente, indicó que se requiere trasladar la cultura del agua a una educación hídrica que esté fuera de la frivolidad y contenga una visión integral, sin olvidar el mejoramiento, la pertinencia y la gobernanza real de su infraestructura. “El escenario será demasiado dramático con el cambio climático, con la contaminación, y que no se tiene la capacidad de garantizar el derecho humano al agua”. 

Durante la conferencia se contó con la presencia del maestro Isidro Bazante González, director de la FINSQ; la doctora Mónica Amador García, profesora del Instituto tecnológico de Río Verde San Luis Potosí; la maestra Aurelia Mendoza Gómez, profesora investigadora de la FINSQ y organizadora del evento; así como comunidad académica y estudiantil. 

 

Ver más Notas